Entre las muchas sustancias utilizadas podemos hablar de los antioxidantes (extracto de uva, resveratrol..) que protegen a las células frente al daño oxidativo; betacarotenos (precursor de la vitamina A), otras vitaminas y aceites vegetales (argán, borraja…) con propiedades antioxidantes e hidratantes así como activadoras del bronceado que preparan y protegen la piel frente a las radiaciones ultravioletas del sol.

En auge también el colágeno que forma la estructura de las articulaciones, huesos, músculos y piel y que administrado por vía alimentaria en forma de colágeno asimilable está especialmente recomendado para personas con dolor articular o antecedentes familiares del mismo, deportistas, mujeres desde la premenopausia, personas con sobrepeso o profesiones de riesgo para las articulaciones, dietas de adelgazamiento, para combatir la flacidez y mejorar el estado de la piel.
Podemos encontrar muchos otros componentes con distintos fines que hacen de la nutricosmetica una forma de cuidarse cada vez más empleada.

Si te ha parecido interesante este artículo, valóralo.