La homeopatía es un tipo de medicina alternativa caracterizada por el empleo de preparados altamente diluidos que sin diluir causarían los mismos síntomas que sufre el paciente. Fue inventada a finales del siglo XVIII por el médico sajón Samuel Hahnemann (1755-1843) como una forma de mejorar el espíritu vital del cuerpo. Su premisa fundamental, “lo similar se cura con lo similar”, afirma que “cuanto mayor es la dilución, más potente es el efecto”, asumiendo que lo que causa determinados síntomas puede curar esos mismos síntomas si la dosis es baja.

Si te ha parecido interesante este artículo, valóralo.