La Fitoterapia estudia la utilización de las plantas medicinales y sus derivados con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para aliviar o para curar las enfermedades. Las plantas y otras sustancias naturales han sido siempre conocidas por sus propiedades nutritivas pero también por sus virtudes curativas. Durante miles de años, la fitoterapia constituyó la principal medicina. Sin embargo, a finales del siglo XIX, la fitoterapia cayó en el olvido y se puso en duda su eficacia. Pero los efectos secundarios de los medicamentos de síntesis, el desarrollo tecnológico y la investigación científica han sido claves para que la fitoterapia ocupe hoy un lugar destacado en la medicina.

Existe una amplia gama de plantas medicinales con diversas finalidades tales como aliviar los gases y regular el tránsito gastrointestinal, aumentar el apetito, controlar el estrés y la ansiedad, ayudar a conciliar el sueño, estimular las defensas del organismo, etc…

También existen numerosos complementos para el control del peso:

  • Disminución de la grasa ingerida con la dieta
  • Efectos saciantes
  • Quema grasas
  • Ayudarnos a evitar picar entre horas, etc..
Si te ha parecido interesante este artículo, valóralo.