Diarrea malestar estomacal

Diarrea del viajero

Se entiende por diarrea del viajero cuando se dan tres o más deposiciones blandas en 24 h tanto en el viaje como unos días después del mismo. Normalmente es un problema auto limitado y se suele resolver en unos 2 días, y el 90% se recupera sin ningún problema dentro de la semana de inicio de los síntomas.

Cada año, alrededor del 40% de los viajeros internacionales presentan un caso de diarrea que aunque no siendo grave puede trastornar los planes del viaje.

Diarrea ViajeroLa diarrea puede ir acompañada de náuseas y vómitos, distensión abdominal, calambres, dolor e incluso fiebre. En la mayoría de los casos la causa es la ingesta de alimentos o agua contaminada con restos fecales que contengan bacterias, virus o parásitos. El tipo de microorganismo depende del país de destino y la transmisión se da por vía oral al consumir estos alimentos o bebidas contaminadas.El riesgo aumenta cuando se consume lo que ofrecen los vendedores ambulantes así como ciertos alimentos tales como moluscos, mariscos, frutas mal lavadas, salsas con mayonesa, alimentos que contengan leche. Alimentos más seguros son aquellos que están bien cocinados.

Las vías de transmisión pueden ser varias:

  • Paso de microorganismos desde las heces a la comida. Se puede evitar cocinándolos bien.
  • Falta de higiene de las manos, no lavarlas correctamente después de ir al baño.
  • Bebidas con cubitos de hielo, que es una de las causas más frecuentes ya que se suelen hacer con agua del grifo.

Los factores que más influyen en poder padecer una diarrea de este tipo son:

  • Lugar de destino: Los destinos donde se da más riesgo son América Latina, África, Asia y Oriente Medio. A mayor pobreza del país y mayor tiempo de estancia aumentan las probabilidades de padecerlo.
  • Lugar de origen: Las personas procedentes de países desarrollados tienen más propensión de padecer esta diarrea.
  • Personas inmunodeprimidas y con enfermedades crónicas.

Diarreas del viajero

CONSEJOS:

  • Beber siempre agua embotellada que estén perfectamente cerradas.
  • No usar agua del grifo para hacer hielo.
  • Lavar las manos correctamente varias veces al día, sobre todo antes de comer.
  • Evitar alimentos crudos y ensaladas.
  • Pelar la fruta personalmente.
  • No tomar leche ni derivados lácteos que no estén pasteurizados.
  • Si no se dispone de agua envasada es recomendable hervirla al menos 10 minutos y filtrarla posteriormente. También puede ser útil utilizar pastillas potabilizadoras.
  • No es recomendable la prevención con antibióticos ya que en muchas ocasiones no serán útiles y además pueden crear resistencias.
  • En caso de tener una diarrea de este tipo lo más importante es una buena hidratación, reponer líquidos para evitar los problemas derivados de una deshidratación. Lo más conveniente son las soluciones de rehidratación oral que deberías llevar contigo en el botiquín de viaje. Pueden ser de 2 tipos: 1) sobres para diluir en 1 litro de agua y beber poco a poco a lo largo del día desechando lo que sobre al final del mismo y preparando uno nuevo al día siguiente si fuera preciso y 2) Listos para su uso. Son los más cómodos y además algunos de ellos llevan incluso probiótocos lo que facilita una más pronta recuperación de la flora intestinal normal. Los preparados isotónico para deportistas no son los más recomendables porque no están igual de bien ajustados para el fin que se persigue en el caso de una diarrea. Puede ser útil llevar también en el botiquín algún antidiarreico tipo loperamida o carbón activado por si la diarrea fuese muy molesta, aunque no debería constituir la primera opción de tratamiento. El carbón activado además de controlar la diarrea también puede ayudar a absorber las posibles toxinas ingeridas.
  • Si la diarrea se presenta al menos los primeros días es recomendable utilizar una dieta blanda para ayudar a la recuperación intestinal. Esta puede consistir en arroz con zanahorias, patatas con zanahorias, pollo hervido sin piel, pescado hervido, manzanas, yogures, agua de limón, plátano, etc. Evita el consumo de verduras y legumbres y sin en las primeras 24 h no se tiene hambre, no importa, lo más importante es beber muchos líquidos.
Si te ha parecido interesante este artículo, valóralo.